Tel. Central: +34 967 09 38 91

Infórmate sobre el trabajo en el campo

El trabajo en el campo requiere una alta cantidad de personal no necesariamente cualificado

El trabajo en el campo emplea a más de un millón de personas al año. Pese a que España ya no es tan agraria como lo ha sido durante el siglo XX, aún sigue teniendo grandes focos de producción agraria. Trabajar en el campo incluye muy diversos puestos de trabajo, desde temporero a director de cuadrilla, encargado de mantenimiento, riego, cosecha, conductor de maquinaria de agricultura, transporte y mucho más. Todos estos puestos de trabajo en el campo se deben ir ocupando varias veces al año, dependiendo de la estación. En primavera y con la recogida de fresas, melones y cerezas, en verano con la de limón y piña y así todo el año, por lo que los agricultores recurren mucho a empresas de trabajo temporal  para tener siempre todos los puestos ocupados.

El trabajo en el campo requiere de un alto número de personal no necesariamente cualificado, por lo que se convierte en un trabajo perfecto para cualquier persona que no tenga estudios o que no encuentre trabajo relacionado con ellos. Además, casi todo el mundo tiene conocimientos básicos para trabajar en el campo, por lo que los procesos de formación suelen ser muy cortos, lo que acaba haciendo que se entre rápidamente en dinámica de trabajo y cobro. Ya sea peón, temporero, recolector o cualquiera de los otros puestos de trabajo en el campo, en Más Empleo ETT nos aseguraremos de encontrar el trabajo más adecuado tanto para la empresa como para el futuro trabajador, pues nuestros procesos de selección de personal están dirigidos a ubicar de la mejor forma posible a los candidatos.

Encuentra tu trabajo en el campo con Más Empleo ETT de forma rápida y sencilla

¿Cuáles son los trabajos más buscados en verano?

Los meses de julio, agosto y septiembre demuestran un aumento en los trabajos temporales, sobre todo en la etapa estival y las sustituciones por vacaciones. Tomando en cuenta que las ofertas de trabajo cambia en función de la localización, a continuación listamos los trabajos más buscados por las empresas de trabajo temporal este verano.

- Mozos de fábrica y almacén: Con el propósito de cubrir vacantes durante las vacaciones para preservar los ciclos de producción. Es altamente común en las empresas dedicadas a la alimentación y la industria.

- Dependientes comerciales: Para las rebajas de verano las empresas buscan aumentar sus plantillas y así responder al aumento de compras por parte de los visitantes esporádicos y turistas que se genera en verano.

- Operarios de obra: Muchas empresas aprovechan la época del verano para realizar obras y remodelar sus sedes aprovechando el período vacacional.

- Técnicos de planificación y mantenimiento: Asociado con el puesto mencionado anteriormente de operarios, son los encargados de liderar las obras mencionadas.

- Conductores y repartidores: En verano aumenta la demanda tanto para el transporte de personas como de mercancías.

- Recepcionista: En especial para cubrir los períodos de vacaciones del personal, ya que en este trabajo las demandas crecen mucho durante esta temporada.

Las ventajas del empleo estacional

El empleo estacional es sinónimo de oportunidad. Ya sea para estudiantes que busquen ingresos extra durante los veranos, o aquellos ya adultos que buscan opciones combinables con los ingresos del resto del año. Los trabajos estacionales implican la rentabilidad de un hobby o pasatiempo, y a pesar de que pueden iniciar como un empleo temporal (la duración de la estación), pueden desenvolverse en una futura profesión.

El trabajo temporal implica oportunidades para explorar nuevos sectores, desarrollar nuevas experiencias, y crear un perfil laboral más versátil y llamativo. Entre los trabajos estacionales más populares están las estaciones de esquí en invierno, por ejemplo. Ya sea pisteros, mantenimiento, o conductores de pisanieves, y permiten adquirir nuevos conocimientos a través de formaciones específicas relacionadas con los primeros auxilios y la climatología. Al llegar la primavera, las opciones se multiplican, sobre todo en relación al medio rural. Son muy comunes los guías de naturaleza y guías turísticos, los museos, o las rutas teatralizadas. Estas oportunidades son altamente recomendadas para aquellos con facilidad comunicativa, formación teatral o conocimiento de otros idiomas.

Luego también están los veranos, que implican oportunidades dentro de los campamentos tanto en el campo y la montaña como en entornos urbanos. Finalmente también destaca el trabajo de campo, quizá el más recurrido. Muchas personas aprovechan la estacionalidad de la recolección de determinados productos para combinar sus trabajos anuales e incorporar más ingresos al hogar.

Crecen los trabajos temporales durante las navidades

Durante las fiestas navideñas, las ETT recibirán una mejora del empleo de un 10% por la temporada, causado principalmente por un aumento de las ventas dadas las campañas comerciales de Navidad, Reyes y las rebajas de enero, que se estima en un 4%. Esto llevará a numerosas empresas a reforzar sus plantillas y por ende a aumentar las contrataciones de trabajos temporales. Se prevé que la comunidad autónoma más afectada será Cataluña, donde el aumento de contrataciones llegará a un 25%.

Estos porcentajes de crecimiento suponen la disposición de 110.000 empleados, lo cual implica un 29,3% de las 375.000 colocaciones que tienen todas las ETT en España. La cifra total de contratados, ya sea por ETT o directamente, por motivo de la temporada navideña ascenderá a 641.000 empleados, lo cual supone una mejora del 2,1%.

Entre las tendencias que se distinguen en esta campaña navideña está la subida en la demanda para las empresas de paquetería y comercio a través de internet para hacer frente al aumento de las compras online, además de los sectores como la hostelería, la restauración, el turismo y la distribución. Entre los perfiles más buscados se encuentran los promotores, camareros y empaquetadores.

La tendencia de las ETT

Tras la crisis acontecida en 2007, en la que numerosas compañías recortaron subcontratas e hicieron recortes de personal, lo cual recortó el negocio de las empresas de trabajo temporal, las ETT han repuntado significativamente, logrando más de un 8% de aumento en los contratos. Desde el 2011, las ETTs han logrado gradualmente convertirse en las primeras en percibir las nuevas contrataciones del mercado laboral.

Según estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en conjunto el aumento en toda España ha sido de un 9,2%, dentro de los cuales, el 55% de estos contratos fueron por menos de un mes, y de estos, el 70% por entre uno y seis días. La contratación por ETT también ha bajado entre la población más joven, mientras que entre los trabajadores mayores de 35 años sube más de un 10%.

Esto se debe en gran parte a que las ETT ofrecen una flexibilidad que las empresas españolas reclaman. A medida que van creciendo las compañías y necesitan personal recurren a agencias de empleo para evitar incurrir en los gastos y riesgos relacionados con la contratación directa de un empleado. Los sectores con mayor recurrencia dentro de las ETTs son la industria, la automoción, la logística y la alimentación. Junto con esto, también ha cambiado el perfil de los solicitantes, pasando de estudiantes o personas jóvenes en busca de experiencia a más solicitantes de mayor edad cualificados en sectores con poca demanda.

Las ETT y sus normativas más recientes

El principal objetivo de las empresas de trabajo temporal en España es el de fomentar la ocupación laboral a pesar de las difíciles condiciones de desempleo, sirviendo de solución como modelo empresarial. Siguiendo otros ejemplos exitosos en Europa como el de Holanda y Francia, España regula las ETT desde el 1994, mediante la Ley 14/1994 de ETT, legalizando el fenómeno de la cesión temporal de trabajadores dentro del sistema español de relaciones laborales.

A partir de ahí, viendo en las empresas de trabajo temporal una oportunidad para atemperar el elevado nivel de desempleo que sufre España, los legisladores han realizado en los últimos años varias reformas normativas para ampliar el campo de acción de las ETT y su peso en el mercado laboral.

El primer cambio fue realizado a través de la Ley 35/2010 para permitir a las ETT participar en actividades de alto riesgo y también ceder personal a las Administraciones Públicas, lo cual estaba prohibido hasta el momento. Luego a través de la Ley 3/2013 se le otorga a las ETT el permiso de actuar como Agencias Privadas de Colocación. Finalmente, en 2013, la Ley 4/2013 permite a las empresas de trabajo temporal ceder a trabajadores en las mismas condiciones en las que una empresa usuaria pudiera concertar un contrato para la formación y el aprendizaje, lo cual implica que también podrían colocar prácticas y posiciones becarias en distintas empresas.

Beneficios de trabajar con una ETT

Las empresas de trabajo temporal son compañías cuya actividad principal se basa en poner a la disposición de otras entidades recursos humanos para que estas empresas usuarias puedan hacer frente a necesidades temporales. Las ETT concentran la oferta en el sector laboral, tanto de personas como puestos de trabajo y la canalizan de acuerdo a las necesidades de sus clientes. Su factor distintivo es que éstas son las que realizan las contrataciones de personal para luego cederlo a una tercera empresa, asumiendo las responsabilidades de reclutamiento, formación, contratación y retribución a los empleados.

Este modelo implica varios beneficios para las empresas que se auxilian de una ETT. En primer lugar, se disminuyen costes en la gestión de los recursos humanos y trámites administrativos como el pago de nóminas, la elaboración de contratos, y el papeleo normativo de la Seguridad Social y el Paro. La empresa usuaria se libera de los procesos de reclutamiento y selección, lo cual también implica la prevención de conflictos de despido o indemnizaciones en caso de que el trabajador no funcione o las necesidades de la empresa se vean alteradas. Junto a esto, las empresas usuarias se garantizan a sí mismas un personal formado para las actividades puntuales que requieran.

Para los trabajadores, por otro lado, las ETT ofrecen la oportunidad de incorporarse al mundo laboral con más facilidad, e inclusive con mayor flexibilidad, permitiendo situaciones como el pluriempleo. En términos generales, las ETT abren puertas a trabajos tanto para los más cualificados como los no cualificados, ayudando a reducir el desempleo en general.

Uso de cookies

Esta página web puede utilizar cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios y potencialmente para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis anónimo de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, utilizando la barra de desplazamiento, o accediendo a diferentes áreas y menús, consideramos que acepta expresamente nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR